Saltar al contenido
Maquinadetatuar.top

Cómo Quejarse de un Tatuaje

Te has gastado mucho dinero para hacerte el tatuaje de tus sueños. Te lo has tatuado, pero algo no va bien y te molesta mucho. Qué hacer A continuación te explicamos cómo quejarte de un tatuaje (de forma correcta).

Los errores ocurren

Se estima que hasta un 14% de los clientes piensan que su tatuaje es de mala calidad o que tiene palabras mal escritas. Así que no es que esto no haya sucedido nunca.

Lo primero que hay que hacer es mantener la calma. Dar un portazo, gritar o insultar sólo puede crear una brecha entre tú y tu tatuador.

En su lugar, debes crear un puente de comunicación para que tú y el artista podáis remediar la situación.

Mantener la calma y ser educado son elementos concretos sobre los que puedes construir ese puente. Ser diplomático y sensato en cada paso del camino son elementos que os llevan a ti y al artista a una solución.

Habla con tiempo

Si te encuentras en las fases iniciales en las que el artista ha creado un boceto de tu tatuaje, habla ahora si ves algo que no te gusta o que se puede mejorar.

Este es el mejor momento para decírselo. Decírselo el día del entintado es demasiado tarde y le restará tiempo al tatuaje, lo que puede acabar costándole más dinero.

Puede que el artista haya dedicado mucho tiempo al boceto inicial, pero no dejes que eso te intimide.

El artista quiere complacerte y si es un verdadero profesional, hará lo que sea necesario para asegurarse de que estás contento. Es súper fácil cambiar colores, tamaño, estilo o un diseño completo en esta etapa.

Después del hecho

Imaginemos que te vas a casa después de que el artista haya entintado tu tatuaje y te das cuenta de que el tatuaje no es lo que quieres.

Puede que hayas encontrado algo que no está bien en la colocación del diseño, los colores de la imagen o la ejecución.

Es posible que hayas descubierto que algo no está bien hasta que hayas podido ver el diseño en su totalidad al llegar a casa y mirarte en el espejo. Obviamente, esta es una situación más difícil.

Lo mejor es ser sincero con tu queja. Expresa tus sentimientos con claridad, pero con educación, para que el artista sepa que no estás contento y que ambos tenéis que llegar a un acuerdo para arreglar las cosas.

Los detalles son importantes

Sé detallado en tu visión de cómo convertirlo en un tatuaje que quieras y te guste. Afirmaciones vagas como «simplemente no me gusta» o «algo está mal» hacen que el artista dé vueltas a la cabeza.

No porque no te crea o no quiera ayudarte, sino porque el artista tiene muy poco para seguir adelante.

Los artistas del tatuaje son personas detallistas. Se ganan la vida creando y ejecutando diseños complejos y meticulosos.

Por lo tanto, si proporcionas detalles sobre lo que está mal en tu tatuaje, estás hablando un lenguaje que el artista entiende.

Remedios

Algunos remedios son relativamente sencillos, como cambiar una ilustración en blanco y negro por otra en color. También es algo fácil que el artista rellene una zona que crees que debería tener más color.

Otra solución relativamente fácil es añadir elementos al diseño. Prepárate para pagar por estos cambios, ya que no son errores del artista, sino tus preferencias.

Si tu problema con el tatuaje está más allá de las capacidades del artista para remediarlo, puedes buscar otro artista para que te ayude. El artista con el que trabajaste inicialmente, puede incluso sugerirte a alguien.

Otra opción es cubrir el tatuaje original. Hacerse otro tatuaje encima del que no ha salido bien puede no gustarte, pero en una mala situación puede funcionar, sobre todo si te decidiste por el diseño original con prisas o simplemente tomaste la decisión equivocada.

El peor de los casos es la eliminación. Este debe ser el último recurso porque es doloroso y caro.

Por eso, la previsión, la planificación y la colaboración con el artista antes de aplicar cualquier tinta es la clave para evitar este proceso costoso y que requiere mucho tiempo.

El lado bueno

En algunos aspectos, puedes ver esto como una experiencia de aprendizaje. Estás aprendiendo a hablar por ti mismo y a conseguir lo que quieres. El artista tiene la oportunidad de aprender de los errores y hacer feliz a su cliente.

La crítica constructiva es muy valiosa para un artista auténtico. Les permite avanzar y mejorar en lo que hacen.

Sin una retroalimentación constructiva, se estancan y se quedan igual, y en los círculos artísticos, esto es una sentencia de muerte.

Recuerda que eres un anuncio andante de tu tatuador. Durante el resto de tu vida, estarás presumiendo de su trabajo.

El artista quiere que esté bien y tú quieres sentirte bien cada vez que mires el tatuaje. Abordar con calma y diplomacia cualquier problema hace que esto suceda.

Artículos relacionados con hacerse un tatuaje | FAQ

Contenidos del Artículo