Saltar al contenido
Maquinadetatuar.top

¿Se Puede Hacer un Tatuaje Estando Borracho?

El arte permanente en tu piel puede contar tu historia. Puede ser un recordatorio de los buenos tiempos o una forma de destacar en la sociedad.

Debería ser una celebración, pero algunas personas lo llevan demasiado lejos cuando intentan utilizar el alcohol para mitigar el dolor o mejorar la experiencia.

Puedes tatuarte estando borracho, pero no debes hacerlo. Puede que al estar sobrio te arrepientas de tus elecciones artísticas o de la decisión de hacerte un tatuaje en primer lugar.

Las reacciones adversas, el mayor riesgo de infecciones y el sangrado excesivo debido al consumo de alcohol también pueden interrumpir el proceso de curación.

Por qué no debes hacerte un tatuaje estando borracho

Existen niveles de intoxicación por alcohol que van desde el subclínico hasta el coma y la muerte. En las etapas subclínicas, que es la intoxicación resultante de una o dos bebidas, te sientes confiado y eufórico.

Hacerse un tatuaje en esta fase puede parecer una buena forma de mitigar el dolor, pero no te apresures a tatuarte todavía.

Los peligros asociados al entintado en estado de embriaguez superan los beneficios percibidos.

Arrepentirse del tatuaje

Más del 24% de los estadounidenses tienen tatuajes. Sin embargo, con el meteórico aumento de las clínicas de eliminación de tatuajes, está claro que un grupo importante de personas busca deshacerse de su tinta.

No hagas nada de lo que puedas arrepentirte en el futuro.

Durante una noche de fiesta, una decisión precipitada de entintarse aumenta la probabilidad de que te arrepientas de tu tatuaje.

Al no tener tiempo para planificar un diseño significativo, tendría que ser un flashâ»art elegido de entre ilustraciones ya hechas. ¿Confías en tu yo borracho para elegir la tinta permanente para tu piel?

Reacciones en el cuerpo

Existe el riesgo potencial de varias reacciones peligrosas en tu cuerpo si te haces un tatuaje estando borracho:

Mala sangre

El etanol es un vasodilatador, lo que significa que las venas que transportan tu sangre se expandirán después de unos cuantos tragos.

Por eso nos sonrojamos cuanto más bebemos, porque la sangre se acerca a la piel. Incluso después de dos tragos, nuestra sangre pierde parte de su capacidad de coagulación, lo que puede hacer que sangren en exceso cuando se les corra la tinta.

Infección e intervención

Los seres humanos han estado dando y recibiendo tatuajes durante más de 5.000 años algunos de los elaborados diseños que vemos hoy en día no habrían sido posibles entonces.

El riesgo de infección era demasiado alto para que la mayoría de la gente intentara algo en todo el cuerpo.

Los tatuajes se hacen pinchando repetidamente la piel y, con cada perforación, aumenta el riesgo de infección incluso si no te haces el trabajo estando borracho.

Si estás achispado, la posibilidad de corrupción bacteriana aumenta porque la intoxicación puede inhibir tu capacidad de prestar atención a las instrucciones de cuidado posterior.

También puede ser incapaz de articular o recordar las preocupaciones médicas que el artista del tatuaje debe conocer.

Imagina lo que pasaría si un cliente no pudiera comunicar al artista las alergias a cierta tinta.

Metales pesados

Las reacciones alérgicas también son una posibilidad. Dado que las tintas suelen estar fabricadas con metales y otros rellenos, es posible ser alérgico a la tinta aunque no se tenga ninguna otra alergia a los metales pesados.

Estar ebrio de alcohol podría enmascarar estos síntomas y empeorar sus reacciones.

Si sufriera una reacción alérgica en estado de embriaguez, lo más probable es que no pueda recibir ningún tratamiento inmediato.

Los antihistamínicos, que se utilizan para revertir las reacciones alérgicas, no van bien con el alcohol.

Cortar y secar

Tu piel también podría sufrir graves cicatrices ya que el alcohol deshidrata, y la piel seca no es un buen lienzo.

La aguja puede desgarrar la piel en lugar de perforarla limpiamente, lo que puede dar lugar a líneas borrosas, además de dejarte expuesto a infecciones.

Si la piel no es capaz de cicatrizar correctamente, tu tatuaje puede quedar difuminado o apagado. Esto puede obligarte a rehacer el tatuaje, un gasto evitable.

¿Qué tal si previenes todo esto rechazando esas inyecciones antes de tu cita?

Servicio no disponible

La mayoría de los artistas del tatuaje cualificados no trabajan mientras sus clientes están borrachos. Si te preguntas por qué alguien se arriesgaría, los estudios muestran que la mayoría de la gente está mal informada sobre los posibles peligros.

Comunicación

La intoxicación puede ser peligrosa si hace que los clientes no puedan comunicarse con sus artistas.

Las conversaciones sobre la medicación o las enfermedades crónicas son importantes porque la presión arterial baja, la diabetes o el abuso del alcohol pueden afectar al proceso de curación.

Restricciones sociales

En algunos países, es ilegal entrar en un salón de tatuajes estando intoxicado con cualquier tipo de embriaguez.

En EE.UU., la ley es un poco más relajada, y apenas hay intentos de impedir que un cliente dispuesto se deje tatuar por un artista dispuesto.

Sin embargo, eso no significa que los salones reciban a tu borracho con los brazos abiertos.

Aunque hayas planeado tu tinta con ellos de antemano y no te arrepientas, los riesgos para la salud antes mencionados son motivo suficiente para negarte el servicio.

En la mayoría de los casos, perderá su franja horaria y probablemente su depósito. Aunque es posible reservar otra cita, el artista puede negarse a trabajar con usted.

Eso es muy probable si dejas que el alcohol hable y se queje la última vez que se reunieron.

Limpio y sobrio

El alcohol puede sesgar tu percepción del mundo. Incluso cantidades moderadas deprimen las áreas del cerebro que controlan tu capacidad de pensar y actuar racionalmente.

¿Hay algún momento peor para elegir una tinta que probablemente se quede contigo para siempre?

Una decisión en estado de embriaguez puede llevarte a una tienda de tatuajes en la que no hayas estado antes.

Dependiendo del grado de intoxicación, puede que no seas capaz de hacer juicios razonables sobre la limpieza de la tienda.

Siempre es aconsejable preguntar si la tienda utiliza equipos de esterilización y medidas de higiene adecuadas, y una mente intoxicada difícilmente se acordará de hacerlo.

Una tienda sucia podría aumentar el riesgo de infección y fastidiar tu proceso de curación.

5 Estrellas

Con las redes sociales a la cabeza de la publicidad empresarial, una mala crítica puede suponer un desastre para un artista o su tienda.

Si alguien se arrepiente de sus elecciones de bebida, una tienda podría ser desacreditada y penalizada.

No esperes que una buena tienda ponga en riesgo su reputación por complacer tus peticiones en estado de embriaguez.

Conclusión

Hacerse un tatuaje puede ser una experiencia mágica. Debes elegir tus diseños con cuidado y encontrar un artista de confianza con una tienda limpia y con mucha experiencia.

El alcohol afecta a la cicatrización, al sangrado y a la reacción de la piel a la aguja. Hazte un favor; evita el alcohol directamente antes o después de sentarte a tatuar.

Artículos relacionados con hacerse un tatuaje | FAQ

Contenidos del Artículo