Saltar al contenido
Maquinadetatuar.top

¿Por qué la Gente se Hace Tatuajes?

Desde que salieron de su entorno ancestral y tribal y pasaron a formar parte de la cultura moderna, los tatuajes han fascinado y desconcertado a los espectadores.

Si nunca te has planteado seriamente la posibilidad de hacerte un tatuaje, puede que te preguntes qué motiva a la gente a grabarse algo tan permanente en la piel, y a soportar el dolor que conlleva.

O si tienes tatuajes, puede que te preguntes si tus razones para hacértelos son similares a las de los demás.

Si preguntas a las personas tatuadas por qué decidieron someterse a la aguja, descubrirás que no hay una sola razón para hacerlo.

Pregunta a suficientes personas y empezarás a notar que hay algunos temas comunes.

Para ayudarte a entender por qué la gente se tatúa, hablaremos de las siete razones más comunes para hacerse uno.

Por su cultura

El tatuaje es una práctica muy antigua. Los primeros indicios de un tatuaje se remontan aproximadamente al año 3100 a.C.

En muchas culturas, la práctica de tatuar la piel es una extensión de antiguos rituales o de la estética tradicional.

Los maoríes, por ejemplo, utilizan los tatuajes tradicionales como marcadores sociales más que como meras declaraciones de moda.

El tatuaje les marca como miembros de una familia o tribu concreta e identifica su posición en la estructura social.

Aunque los diseños y estilos de estos tatuajes culturales han evolucionado en algunos casos y se han alejado de sus homólogos tradicionales, no obstante, conservan este propósito cultural.

Subculturas

En algunos casos, los tatuajes no tienen historia como parte de una cultura establecida desde hace tiempo, pero siguen sirviendo como marcador de afiliación a una subcultura.

Los miembros de bandas de moteros o de presos, los grupos políticos marginales o incluso los rockeros punk de vanguardia y los veganos pueden hacerse ciertos tatuajes como muestra orgullosa de su pertenencia (oficial o no oficial) a estos grupos.

Tener estos símbolos permanentes también puede reforzar su sentimiento de orgullo y pertenencia a estos grupos.

Conseguir algo personal o significativo para ellos

Algunos consideran que la permanencia de un tatuaje o incluso su carácter llamativo los hace ideales para marcar algo de importancia personal.

A diferencia de los tatuajes utilizados como marcadores de afiliación tribal o cultural, estos tatuajes indican algo de importancia para el individuo, no para su comunidad en general.

Aunque suelen ser intensamente idiosincrásicos (a veces hasta el punto de ser indescifrables para cualquier persona que no sea la que lleva el tatuaje), hay algunos temas comunes en este tipo de tatuajes.

Los tatuajes que conmemoran el nacimiento de un hijo, por ejemplo, son comunes, así como los que pretenden ser un homenaje a un ser querido fallecido.

Muchos también se tatúan un lema, una consigna o un refrán que aprecian y utilizan para orientar sus vidas, ya sea uno clásico como » memento mori» o algo más moderno como la letra de una canción.

Porque simplemente les gusta el aspecto de cierto tatuaje

Muchas personas se sienten atraídas por los tatuajes simplemente por su belleza o porque se ven bien.

Incluso si no le dan un significado más amplio al tatuaje, puede que se vean obligados a hacerse uno porque están enamorados de un diseño o una imagen en particular y quieren tenerlo grabado de forma permanente en su piel.

Otras personas utilizan los tatuajes como una especie de accesorio de moda permanente una forma de complementar su aspecto general o su estética personal.

Este puede ser el caso tanto si se trata simplemente de una pequeña estrella o un corazón expuestos discretamente en la muñeca como de una manga completa de tinta colorida.

Para expresar la individualidad

¿Has notado que tus ojos a veces simplemente gravitan hacia las personas con tatuajes? Hay algo en los tatuajes que realmente puede hacer que alguien se destaque en una multitud.

Para algunas personas, ese es su mayor atractivo. Se sienten como su propia persona y quieren una forma de mostrarlo.

No quieren parecerse a cualquier otro individuo anónimo, así que se hacen tatuajes a menudo bastante prominentes y atrevidos para no convertirse en una persona más que se confunde con el fondo.

Para otros, es un poco más localizado que eso. No sólo quieren destacar entre la multitud, sino que quieren algo que sea una manifestación física de su personalidad.

Se tatúan, en otras palabras, para expresar algo de sí mismos. Tanto si son extravagantes, como si son unos malotes o unos intelectuales, quieren que un tatuaje muestre esa faceta suya.

Rebelarse

Puede que la popularidad de los tatuajes esté creciendo, pero todavía no han sido completamente aceptados, especialmente en algunos círculos.

La gente a menudo se tatúa para desafiar las normas culturales, las expectativas familiares o para ir más allá de los límites en el ámbito profesional.

Una mujer que siempre ha sido considerada como una «princesita» por su familia, por ejemplo, puede empezar a irritarse con esa etiqueta y sus expectativas.

Hacerse tatuajes puede ser una forma de rebatir esta percepción y manifestar su oposición a ella.

Los que dan la espalda a su educación religiosa o cultural también pueden tatuarse como señal de su nuevo estilo de vida y de su ruptura con el pasado, especialmente si la religión o la cultura que abandonan prohíben o desaprueban la piel tatuada.

Otros pueden lucir tatuajes para mostrar que no se ajustan a algunas de las expectativas de sus funciones profesionales.

Ahora no es raro encontrar a creativos tatuados trabajando en entornos corporativos. Algunos abogados, políticos y empresarios se tatúan para mostrar que están sobrepasando los límites de lo aceptable dentro de su profesión.

Sin embargo, los tatuajes rebeldes pueden convertirse a menudo en arrepentimientos, a veces meses o años después del entintado inicial.

Para cubrir imperfecciones

A veces, los tatuajes se utilizan en parte por razones cosméticas. Pueden cubrir o incluso incorporar ciertas imperfecciones de la piel (como cicatrices, estrías, varices y celulitis) para hacerlas menos prominentes y visibles; y el hecho de que los tatuajes no pasarán de moda en un futuro próximo significa que esta forma permanente de cubrirse es una propuesta atractiva.

Los tatuajes pueden ser utilizados por personas que quieren enmascarar casi cualquier cosa, desde estrías y cicatrices hasta marcas de belleza y decoloración.

Preferirían que la gente viera una mariposa, el logotipo de su grupo musical favorito o unas calaveras pintadas que las manchas de las que se sienten acomplejados.

Porque son adictos al dolor o al proceso

Esto puede parecer especialmente extraño para aquellos que ni siquiera pueden imaginarse hacerse un tatuaje debido a su miedo a las agujas o porque palidecen ante la idea de cuánto dolor implicaría.

Sin embargo, algunas personas se tatúan precisamente porque quieren esas sensaciones.

Hacerse un tatuaje es una experiencia única. Implica someterse voluntariamente a un procedimiento doloroso (aunque no insoportable), a veces durante horas.

Además, la recompensa suele ser eufórica: las personas que ven su tatuaje terminado por primera vez suelen sentirse abrumadas por la alegría.

Es algo así como el «subidón del corredor» que la gente tiene cuando intenta batir su tiempo en el maratón: la asociación con esos intensos sentimientos positivos al final puede hacer que anheles la prueba de resistencia que te llevó hasta allí.

Por supuesto, esto no suele explicar por qué la gente se hace sus primeros tatuajes.

La mayoría de las personas que sienten el impulso de pasar por el proceso de tatuarse ya se han tatuado antes por alguna otra razón (probablemente una de las mencionadas anteriormente).

Resumen

Decidir modificar permanentemente tu cuerpo es un acto intensamente personal (y pronto podría ser uno de importancia médica).

Incluso cuando se hace por razones tradicionales, no deja de ser una decisión individual consciente para cumplir con las normas culturales. Por ello, no hay una razón singular por la que la gente se tatúe.

Aun así, hay algunos temas comunes. Si alguna vez te has encontrado mirando a una persona muy tatuada preguntándose en qué pensaban y cuándo decidieron hacerse toda esa tinta, esperamos que este artículo te haya ayudado a responder esa pregunta.

Artículos relacionados con Tattoos Insights