Saltar al contenido
Maquinadetatuar.top

¿Por qué se Necesitan Varias Sesiones para Eliminar un Tatuaje?

Así que por fin has llegado al punto en el que estás listo para separarte del notorio tatuaje que ha estado molestando tu mente.

Pero el problema es que todo el mundo parece decir que el proceso de eliminación puede no ser tan sencillo como imaginas.

Otros dicen que es caro y doloroso y prefieren no intentarlo. ¿Qué es cierto y qué no?

En este artículo, responderemos a la pregunta ¿Por qué la eliminación de tatuajes requiere varias sesiones?.

De este modo, podrás saber cómo prepararte o qué anticipar para seguir adelante. También te ayudaremos a discernir la verdad de los mitos.

¿Cuánto tiempo se tarda en eliminar un tatuaje?

Antes de abordar el tema de por qué necesitarás visitar al especialista con frecuencia, es crucial también entender cuánto tiempo dura realmente el proceso de eliminación.

La eliminación de un tatuaje puede durar tanto como dos años o tan poco como varios meses.

El proceso de curación de cada persona varía, de ahí la disparidad en el tiempo que puede tardar el tatuaje en desaparecer.

Por qué tarda tanto la eliminación de un tatuaje

La mayoría de las personas se quejan de que no sabían que las sesiones de eliminación de tatuajes iban a durar tanto tiempo.

Algunos argumentan que incluso no tenían ni idea de qué esperar. Aquí hay varios factores a tener en cuenta que pueden hacer que tus sesiones sean eternas.

Ausencia de un especialista en eliminación de tatuajes

Los tatuadores no son los mejores candidatos para la eliminación de tatuajes. Acudir a un esteticista no cualificado también puede provocar cicatrices o quemaduras en la piel.

Cuando esté listo para empezar, lo mejor es visitar a un dermatólogo o a un especialista en eliminación de tatuajes.

Estas personas trabajan bajo supervisión médica para dar a tu cuerpo el mejor tratamiento y las mejores oportunidades de curación.

Lo mejor es consultar a amigos, personas influyentes en las redes sociales e incluso a desconocidos que se sometan al proceso de eliminación de tatuajes.

Las revisiones probablemente le darán mejores resultados que aventurarse sin ayuda.

Los tatuajes tardan en desaparecer

Como se ha mencionado, los tatuajes tardan mucho en desvanecerse durante el proceso de eliminación.

Pero la mayoría de la gente no conoce este hecho desde el principio, lo que explica la decepción inicial.

Además, las sesiones suelen espaciarse tres meses para permitir que el cuerpo sane. Y la mayoría de los clientes necesitan entre seis y ocho sesiones, dependiendo del tamaño del tatuaje y del proceso de curación.

Coste

Los procedimientos de eliminación de tatuajes tienen un coste bastante elevado. Cada sesión de eliminación puede costar cientos de dólares, lo que es incluso más caro que hacerse un tatuaje en primer lugar.

La Sociedad Americana de Cirugía Plástica da una estimación de unos 463 dólares por sesión. Este precio corresponde a la experiencia y a la estrecha supervisión médica que necesita para evitar cualquier cicatrización.

Sin embargo, es crucial tener en cuenta que el tamaño, el color y la edad del tatuaje afectan al coste final.

Cosas cruciales para ayudarte a prepararte

Aparte de los factores de salud y de los diferentes sistemas inmunitarios, hay varias cosas que pueden alterar el proceso de eliminación o incluso ayudar a acelerarlo.

Bloquea tus sesiones en tu horario

De la misma manera que se despeja la agenda para visitar al dentista, lo mismo debería hacerse cuando se reserva una cita para eliminar un tatuaje.

Sí, es cierto. Aunque la sesión de tu amigo haya sido breve y sencilla, digamos diez minutos, algunas pueden durar hasta una hora.

Recuerda tener en cuenta la congelación, el glaseado, la fotografía y el vendaje del tatuaje.

Además, algunos clientes tienen un efecto secundario o una sensación extraña cada vez que los rayos láser golpean la piel.

Dolor

El nivel de dolor que se experimenta varía de una persona a otra, según la experiencia y el nivel de tolerancia del individuo. Sin embargo, esto no pretende asustarte.

El experto debe darte una crema anestésica tópica para ayudarte a aliviar el dolor durante el procedimiento.

Pero esto no hace que el proceso sea totalmente indoloro. Un enfriador también puede ser útil para ayudarte. Enfría la piel antes del tratamiento, haciendo que el dolor sea soportable para los clientes.

Utiliza protector solar

Los expertos aconsejan que se comience a aplicar protector solar de óxido de zinc cuando se esté listo para eliminar el tatuaje.

Esto ayudará al proceso de eliminación del tatuaje, ya que tu piel no habrá estado expuesta al sol durante mucho tiempo.

Al mismo tiempo, te permitirá reservar tus sesiones en el momento que quieras, es decir, en verano o en invierno.

Cuidado posterior

La mayor parte de la gente se olvida de los cuidados posteriores, mientras que algunos no tienen ni idea de que son necesarios en primer lugar.

Antes de iniciar el proceso, es esencial tener preparados vendajes y ropa cómoda.Esto se debe a que tu ropa puede arañar la zona objetivo, haciendo que sientas picor o dolor.

Por ejemplo, si el tatuaje notorio está en la parte posterior del cuello, es posible que quieras evitar las camisas con etiquetas o tirar de las camisetas del cuello por completo.

También tendrás que aplicarte una crema hidratante cicatrizante tres veces al día para ayudar a que tu piel sane más rápidamente.

Considera la posibilidad de cubrirte los tatuajes

Después de leer estos requisitos, es posible que quieras reconsiderar tus planes. Y aquí es donde un tatuaje encubridor resulta útil para añadir u ocultar lo que existe actualmente, también conocido como semiremovimiento.

En este caso, puedes aclarar algunas zonas o cubrir el original con nuevas líneas o dibujos.

Hacer una semiremoción en lugar de un procedimiento completo te ahorrará tiempo y recursos a la vez que te dará un tatuaje mejorado o totalmente nuevo.

Elimina la tinta a tu ritmo

Al igual que no debes dejar que nadie te apresure a hacerte un tatuaje, tampoco debes ser presionado para eliminar uno.

Tanto si tienes un tatuaje grande como uno pequeño, tendrás que prepararte para evitar detenerte a mitad de camino o no curarte del todo.

Recuerda consultar antes de empezar tus sesiones, lo que te ahorrará mucho tiempo, dinero y agonía. Y lo más importante, ¡pregunta al experto todas las dudas que tengas para que todo quede claro desde el principio!

Artículos relacionados con la eliminación de tatuajes